Foto cabecera

La noche del 30 de junio de 2014 unos particulares que paseaban por la playa de San Juan, en Alicante, observaron una tortuga marina de grandes dimensiones excavando en la arena y depositando un número indeterminado de huevos. Seguidamente, expertos de la Universitat de València, decidieron proceder al traslado del nido a otro emplazamiento más seguro: la Playa de la Punta, en la zona de reserva integral del Parque Natural de l’Albufera.

Del nido se recogieron 129 huevos restantes. 89 se enterraron en la Playa de la Punta y los 40 restantes se incubaron artificialmente en las instalaciones del Oceanogràfic de Valencia.

Para proteger al máximo el nido construido en la playa de La Punta de posibles predadores u otras molestias, así como para monitorizar el nacimiento de los neonatos, desde Xaloc, se coordinó y organizó un voluntariado en dicha playa en el que participaron 86 personas que, por turnos, vigilaron día y noche el nido desde el 19 de agosto hasta la exhumación del nido el 30 de agosto.

Durante su estancia, los voluntarios, limpiaron de basuras la playa, recogieron datos de temperatura del nido y realizaron escuchas periódicas de los sonidos del nido gracias a un micrófono enterrado en sus inmediaciones de éste. Gracias al trabajo de los voluntarios se pudo registrar la disminución de la temperatura en los días previos al nacimiento, así como el aumento de los sonidos emitidos por las tortugas. Éstos últimos fueron grabados y cedidos para su posterior análisis al Departamento de Investigación del Oceanogràfic.

Los participantes en el campamento construyeron las jaulas flotantes individuales en las que han permanecido las tortugas en el Oceanogràfic.

El 19 de agosto, dentro del rango de fechas previstas en base a la temperatura de incubación comenzaron a eclosionar 36 de los 40 huevos incubados artificialmente en el Oceanogràfic. Por fin, el 29 de agosto 66 crías salen a la superficie en el nido del Campamento Playa Punta.

Más información

Galería de Fotos